Otra de las joyas de Kickstarter

Hollow Knight, el misterioso Hollow Knight. Recuerdo que conocí este juego por escucharlo de casualidad en un par de vídeos-análisis del 2017. El juego era considerado de lo mejor en el año pasado. Me fijé en el arte y en la banda sonora, y me picó la curiosidad. No soy un jugador de plataformas, pero me dije, ¿por qué no?… Sinceramente, el juego me encantó y me enganchó desde el minuto uno.

Al principio estaba perdido. Sabía que era una historia sobre un personaje con una máscara blanca, y poco más. Llegué a ‘Dirtmouth‘, escuché las historias de ‘Elderburg‘ y allí que fui, a tirarme a aquel pozo. Sin saber qué esperar poco a poco me fui dando cuenta de dónde me estaba metiendo. Allí estaba yo, saltando de plataforma en plataforma con el rumbo perdido, pero con ansias por saber. Y es que amigos, Hollow Knight es un juego que engancha.

Antes de seguir, me gustaría comentar un par de datos técnicos. Hollow Knight fue financiado en parte por Kickstarter allá en 2014 y publicado en 2017 por el equipo australiano ‘Team Cherry‘. Está disponible para PC, Mac y Linux, y pronto también en la Nintendo Switch. Es un juego para un jugador de plataformas 2D estilo ‘Metroidvania‘ con una atmósfera envolvente. Y ha ganado varios premios.

Desentrañando los secretos de Hallownest

Como iba diciendo, mi idea del juego era muy vaga. No esperaba para nada encontrarme con lo que me estaba esperando: Hallownest. En Hollow Knight manejamos al ‘Caballero‘ (‘The Knight‘), el cual irá descendiendo por el subsuelo desentrañando los secretos de esa ciudad perdida. Para ello usaremos la ayuda de la espada ‘Nail‘, magias y diferentes objetos.

Desde el principio se presenta Hallownest como un ciudad llena de esperanza, con promesas de tesoros y grandes riquezas. Sin ir más lejos, resulta que nos encontramos básicamente un hormiguero lleno de oscuras cavernas, donde sus habitantes, los insectos, deambulan errantes sin recuerdo alguno, aquejados por una horrible enfermedad.

Imagen del juego Hollow Knight

Durante nuestro avance nos encontraremos con diferentes enemigos, desafíos, NPCs, mercaderes y, sobretodo, secretos. Y es que una cosa puedo destacar de este juego, y es el constante misticismo que le envuelve. Cada zona es totalmente diferente a la anterior. Los diferentes personajes y jefes se mueven en un rango que va de lo bohemio a lo grotesco. El lenguaje críptico también es una constante, pero conforme avanzas en el juego, todo empieza a encajar. Y es cuando te das cuenta de tu verdadera misión.

El ‘Dark Souls’ de las plataformas

Hollow Knight fue un juego que me entretiene durante horas. La historia es genial, donde las decisiones también pesan. A veces llegué a sentir que todos, tanto el propio caballero como los diferentes NPCs, sabían la misión que tenía. Todos menos yo, el propio jugador. Gráficamente es precioso, usando un compendio perfecto de luces y sombras.

En jugabilidad, el videojuego me resultó bastante asequible. Si bien es difícil vencer a varios jefes, las plataformas no son horribles de superar. Eso sí, te puedes encontrar desafíos de verdad en las expansiones (las cuales son totalmente gratis).

Sin ir más lejos, el juego puede comprarse en Steam por 14,99 euros. Aunque importante, ¡no se encuentra en español! Por ahora…