Breathedge cover

Un nuevo survival, de grandes alturas

Hoy os presento un nuevo juego que ha salido hace poco en Steam: Breathedge. Si os soy sincero, en un inicio me llamó la atención la temática survival y espacial del juego, todo esto junto a sus coloridos gráficos.

Cuando instalé Breathedge me encontré lo que me esperaba: una historia irónica con humor que roza lo absurdo y, sobretodo, corta. Actualmente, el juego se encuentra como anticipado, te muestra el primer capítulo de lo que será la versión final. Ojo, me gustaría recalcar el punto de que el videojuego bebe del humor y la ironía: el final del capítulo es, cuanto menos, curioso.

Antes de seguir, os daré algunos datos técnicos: Breathedge debutó hace un par de semanas como ‘early access’ en Steam. De la mano de ‘RedRuins Softworks‘, un nuevo estudio que tiene pinta de tener origen soviético. El motor del juego usado es el ‘Unreal Engine 4’, el cual ha dado bastantes buenos resultados.

¿El límite? El oxígeno

El juego tiene una historia un tanto extraña. Nuestro personaje está haciendo un funeral espacial en memoria de su abuelo. Para ello se mete en una nave funeraria muy grande (con otros tripulantes) y viaja por el espacio en una pequeña habitación/nave junto con un pollo (no me preguntéis por qué, pero hay un pollo inmortal en el juego y encima es útil) y el ataúd.

En cierto momento ocurre algo y la nave funeraria revienta, siendo nosotros los únicos que nos salvamos inicialmente (y el pollo), perdiendo por el camino el ataúd del abuelo. Por cierto, en la destrucción de la nave hay involucrado una especie de brócoli humanoide maligno

Y si estamos en el espacio exterior, ¿dónde encontramos el punto survival del asunto? Pues muy simple (y muy buena idea): la cantidad de oxígeno… la cual es ínfima y te traerá muchísimos quebraderos de cabeza.

En el juego vas saliendo de tu nave poco a poco para ir recolectando recursos con los que puedas crearte un traje antirradiación (aunque con pintura tóxica) para poder llegar al puente del capitán y escapar usando una cápsula de evacuación. Todo esto con la ayuda de una IA que te va mandando mensajes. Parece fácil, el problema radica en que tienes unos 50 segundos contados de oxígeno cada vez que salgas, y no, NO son suficientes.

Un comienzo interesante

Si bien actualmente el juego está en una versión bastante temprana, debo decir que pinta bastante peculiar. En el estado actual se nota que quedan muchas cosas por implementar tal y como una estación decorable (en los vídeos sale pero no la he visto ‘ingame’), puede que enemigos y mucha más historia.

Como opinión personal, diría que el juego es desenfadado y gracioso, perfecto para descansar de jugar a otros más tensos (¿Dark Souls por ejemplo?). Si estáis interesados, se puede comprar por 15,99 euros (aunque ahora tiene un 20% de descuento) en Steam. Además, hace muy poco añadieron compatibilidad con mando en una actualización. Eso sí, todo el juego se encuentra en inglés… o ruso.