No existe límite en la imaginación del ser humano

Siguiendo la línea de otro de nuestros artículos, hoy os traemos inventos increíbles que están revolucionando la sanidad. Algunos de ellos van a cambiar el mundo como lo conocemos actualmente, consiguiendo disminuir la incidencia de innumerables patologías y aumentando la calidad de vida de los pacientes.

¡Comenzamos!

Ecografo portátil para canalizar vías y extracciones de sangre

Ya sea para controlar como para mejorar nuestra salud, nos vemos de vez en cuando sometidos a pasar por una extracción sanguínea o por la colocación de un catéter. Son unos procedimientos sencillos y rutinarios para el personal de enfermería, pero de vez en cuando, debido a las características del propio paciente, estos pueden complicarse.

Es por ello, que VeinViewer viene para quedarse. Este invento se caracteriza por ser un escáner que utiliza luces infrarrojas con las que escanea la epidermis y procesa esos datos a tiempo real, emitiendo como resultado, una proyección. Ofrece datos como: grosor, estado, forma y posición de venas y arterias.

Sin duda, un gran invento que facilitará el trabajo en aquellas situaciones más complicadas. Disminuyendo, al mismo tiempo, los traumatismos y el malestar que genera este tipo de situaciones en los propios pacientes.

La impresora 3D en el ámbito sanitario

La incorporación de esta herramienta ha supuesto una revolución practicamente en cualquier ámbito. No existen prácticamente límites para imaginar todo lo que podríamos alcanzar y desarrollar gracias a ella.

¿Qué es una impresora 3D? 

Es una máquina capaz de fabricar réplicas de diseños en tres dimensiones, a partir de un diseño realizado por ordenador o de internet. De hecho, su lanzamiento hace unos años ha supuesto un antes y un después sobre todo en el campo de la medicina.

Queremos hacer un especial hincapié en las investigaciones científicas sobre la creación de órganos sintéticos y en las prótesis futuristas de una start-up española.

Órganos sintéticos

A pesar de que ha aumentado considerablemente el número de donantes aún siguen surgiendo complicaciones, incluso, muertes por rechazos o porque no ha llegado el órgano a tiempo. Por ello, en los últimos años las investigaciones en el desarrollo de órganos a partir de células madre y con impresoras 3D han venido pisando fuerte para quedarse.

Uno de los primeros grupos de investigadores fue de los alumnos de la Universidad de Connecticut, que lograron desarrollar un prototipo de un riñón que podía filtrar la sangre. Este órgano fue ideado para un paciente con problemas renales que está con tratamientos como la diálisis.

Posteriormente, en la Universidad de Northwestern consiguieron desarrollar ovarios funcionales con un biogel de colágeno y folículos ováricos. Su logro no terminó ahí, puesto que implantaron dichos ovarios en hembras de ratón que consiguieron dar a luz satisfactoriamente.

Como apuntábamos en el principio del artículo, la imaginación del ser humano no tiene límites: gracias a las impresoras 3D se han podido diseñar protésis faciales personalizadas e, incluso, crear prototipos a escala real para practicar y saber cómo abordar correctamente cirugías especialmente delicadas.

Gracias a esta herramienta y la continua investigación tecnológica en el campo de la salud, dentro de unos años podremos ver cómo se conseguirá disminuir la incidencia de muchas patologías que nos parecen un mundo ahora mismo. Y no sólo eso, si no que mejoraremos de manera exponencial la calidad de vida de todos los pacientes a los que podamos ayudar.

Escayola 3D

Xkelet se planteó en 2014, reescribir las reglas del juego en traumatología y desbancar al yeso tradicional para siempre.

La idea surgió a manos del enfermero y licenciado en oftalmología, Ricardo Veiga, después de sufrir una serie de complicaciones y molestias a raíz de un accidente de moto.

El proyecto que plantearon tuvo una acogida muy positiva por parte del personal médico y por los especialistas en traumatología: Sus férulas impresas en 3D, son personalizadas y adaptadas a las necesidades reales del paciente.

Además su software permite realizar un simple escáner de la extremidad con un iPad, pudiendo automatizar el proceso de construcción para crear la pieza en apenas 20 segundos.

En cuanto a sus ventajas podríamos destacar:

  • Los pacientes pueden ducharse y hacer vida normal.
  • Ventila la extremidad y disminuye el riesgo de úlceras.
  • Tiene una dureza y una flexibilidad mayores que las de un yeso gracias a su diseño helicoidal.

Espero que os hayan sorprendido todos estos inventos y que podáis hacer ver y comprender la importancia que tiene la investigación científica. Su desarrollo va a poder conseguir cambiar el mundo en el que vivimos.

¡Para más noticias y no perderte nada, recuerda subscribirte a El Descomunal y seguirnos en todas nuestras redes sociales!