Propuesta de extensión para Tabarnia

¿Es posible una nueva comunidad autónoma?

Aquella iniciativa que comenzó con una explosión informativa en diciembre en forma de Trending Topic mundial parece que empieza a perfilarse. Sin embargo, esta idea de crear una supuesta nueva comunidad autónoma no es cosa del ayer, sino que se lleva barajando desde el año 2011. La plataforma que abandera esta idea, Barcelona is not Catalonia, ya empezó su andadura tras una conferencia titulada Las balanzas fiscales entre territorios catalanes en la que se reclamaba un reparto más equitativo para Barcelona.

Como algo singular, esta plataforma emplea los mismos argumentos que el movimiento independentista. Hecho que unos tildan como una auténtica ocurrencia, mientras que otros como algo más que factible. Por lo tanto, conseguir reunir casi 300.000 firmas en change.org para pedir al Congreso de los Diputados la creación de una nueva comunidad autónoma ¿a qué categoría correspondería?

Bandera de Tabarnia

Ya sea una broma o algo serio, Tabarnia ha conseguido estar en boca de todo el mundo: tiene su propio portavoz oficial e incluso un presidente, Albert Boadella; el actor y dramaturgo que desde el ‘exilio’ es ya conocido por sus irreverentes cortes de mangas. Como una curiosa comparación, los independentistas tienen a Carles Puigdemont exiliado en Bruselas y los tabarneses tienen a Boadella en Madrid.

Pero, ¿qué es lo que pide Tabarnia? ¿En qué se basan? Bien, este proyecto de comunidad tiene como intención separar la mayor parte de las provincias de Barcelona y Tarragona para crear una nueva comunidad autónoma. Su reivindicación viene fundamentada en el déficit fiscal muy negativo que tienen esas provincias: dan mucho más de lo que reciben, su sistema electoral es injusto ya que un diputado vale el doble que en la otras provincias, el voto constitucionalista es mayoritario en esta zona y, como último motivo y quizás el menos potente, la memoria histórica del Condado de Barcelona.

¿Hasta dónde llegará este proyecto de comunidad? En nuestra opinión, es una pregunta muy complicada que, seguramente, ni sus propios promotores tienen certeza sobre la misma. Por las declaraciones de Jaume Vives, portavoz de Tabarnia, se puede intuir que llegarán tan lejos como vayan los independentistas. Eso si, lo que está fuera de cualquier duda es que Tabarnia ha venido para quedarse, ya sea como una loca ocurrencia o como algo digno de ser escuchado y tener en cuenta.

Así que cuál es vuestra opinión, ¿ficción o realidad para Tabarnia?