Analizamos la compra de entrada a través de la plataforma Viagogo

Hace poco llegó a mi conocimiento la existencia de Viagogo: plataforma de intermediación de entradas para espectáculos de distinta índole entre particulares.

Me comentaron que les habían cobrado un precio superior al de la entrada en la web oficial, por lo que decidí informarme para dar mi visión de la misma.

¿Para qué sirve Viagogo?

En primer lugar, hay que aclarar que es la web idónea para todo aquel que por el motivo que sea no pueda acudir a un espectáculo para el que tenía entrada y desea recuperar la inversión.

El usuario establece un precio a su entrada y Viagogo verifica su autenticidad.

Ahora bien, Viagogo no es una entidad sin ánimo de lucro, por lo que establecerá unas tasas en función del espectáculo, con lo cual el precio de la entrada será bastante más elevado de lo que era originalmente.

¿Se puede considerar una estafa?

En principio, no debería ser una estafa, ya que es un tema complejo la devolución y venta de entradas entre particulares, y Viagogo no deja de ser una plataforma para facilitar ese tránsito.

Además, hasta que no se celebra el espectáculo, el vendedor no recibe dinero, lo cual supone una garantía importante, aunque el riesgo de engaño (por ejemplo, duplicando la entrada), siempre puede estar.

Eso sí, cuándo la web muestre un precio y el cargo sea superior, o las entradas no lleguen en el plazo de 48 horas que establece la plataforma o se está ante la sospecha de estafa, si es reclamable contactando con ellos, aunque resulta complicado, o acudiendo a la vía penal, en caso de que la primera no sea efectiva.

Recomendación personal

En mi opinión, si quedan entradas siempre se debe acudir a la web oficial, que nos da unas mayores garantías, así como el precio justo de venta al público de la entrada.

Sin embargo, si a la hora de hacerte con una entrada éstas se han agotado, Viagogo puede ser tu salvación, aunque sea algo más caro. Siempre teniendo en cuenta el riesgo que existe de estafa.