Chalet Pablo Iglesias

Una casita en la sierra de Madrid

Cuando salió en los medios la noticia relativa a que Pablo Iglesias e Irene Montero se han comprado un chalet, fue trending tropic en Twitter y tuvo una gran repercusión mediática. No porque fuera ilegal sino porque solo se gastaron 600.000€ en una casa de campo. La polvareda levantada por el diario nacional okdiario.com alcanzó unas cotas tan altas que ha obligado al líder de la formación morada a dar explicaciones.

No sabemos si una casa de 600.000€ es una vivienda para un obrero, para la clase media o para la clase elitista, pero mientras sea de forma honrada no hay que objetar legalmente. El problema radica en la coherencia que predica Podemos. A muchos españoles les han chirriado los principios en los que se basa Pablo Iglesias con lo que practica. Por ejemplo, decir sobre el ex ministro Guindos “¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000€ en un ático de lujo?”

Varios periódicos han hablado sobre las ventajosas fórmulas de la hipoteca a Pablo Iglesias. Inlcuso han intentado calcular la hipoteca en la web del banco, Caja de Ingenieros, pero no se la concedía la calculadora con una hipoteca de 540.000 euros a 30 años. ¿Quién conceden hoy en día una hipoteca al 0’5% de intereses fijo? Ha tenido una gran suerte al conseguirla, enhorabuena para ellos.

¿Es digna una casa de 600.000€?

Luego está cuánto pagarán por mes ya que había discrepancias entre lo dicho por los dirigentes de Podemos y las cuentas de la propia hipoteca. Tampoco se ha dicho que el coste de mantenimiento asociado a la casa podría rondar 1.500€ mensuales. También, el sueldo de Iglesias y Montero se incrementará en un 33% cuando nazcan sus hijos ya que existe una cláusula en Podemos para cobrar más por hijo, un hecho razonable pero no se ha transmitido con la suficiente claridad.

La picaresca española, como siempre, no se ha quedado atrás. Facebook canceló un evento que llegó hasta las 50000 asistencias confirmadas para realizar una barbacoa en casa de Pablo Iglesias y surgió otro evento para hacer un botellón.

Para rematar la faena está el referéndum que se ha montado Iglesias para reafirmar su autoridad. Lanzar un órdago de tal magnitud no es capaz de realizarlo cualquiera. Al principio no se exigieron normas y luego se fueron añadiendo. Se pidió una participación elevada y un apoyo del 80% para que Pablo Iglesias e Irene Montero siguieran en sus cargos. La primera condición se cumplió, de hecho hubo un record en la participación, pero la segunda no ya que obtuvieron un respaldo del 68% aunque la suma de los porcentajes fue del 100,35% y hubo personas que votaron en blanco cuando el sistema no lo permitía.

¿La coherencia tiene alguna importancia en este país para algún político o es un brindis al sol?