Las principales noticias sobre política siguen girando en torno a Puigdemont, el candidato catalán en el exilio belga.

¿Puigdemont le ha pillado el gusto a vivir gratis en la suite de un hotel belga de la cadena de la familia de Gaspart o simplemente está en el exilio debido a la causa independentista? Podemos no tener una gran certeza, pero de momento lo que sí vemos es que no hay quién le mueva de allí.

Este político catalán y licenciado en periodismo ha conseguido que hablemos de él hasta en la sopa. Una acertada estrategia por su parte ha conseguido que nada suceda sin que él lo autorice. Está en una posición, por ahora, en la que si él no puede ser el Presidente de la Generalitat de Cataluña ningún otro puede acceder al cargo. Esta situación se apoya en el presidente del Parlamento catalán y su posposición sine die de la investidura de Puigdemont. ¿Será una suspensión encubierta? Esto es reconocer implícitamente el auto del Tribunal Constitucional que dejó claro que sólo podría ser la investidura de Puigemont si es de forma presencial.

Sin embargo, ya no sabemos si ERC y CUP, los aliados del exiliado Puigdemont, apoyan tan férreamente su candidatura como quieren hacernos llegar al público o si ya se han comenzado a abrir las primeras grietas en la filas independentistas. Ya ha habido voces en público que reclaman que la independencia va antes que las personas. ¿Serán versos sueltos o será un reflejo del sentir mayoritario de los partidos de este corte?

Tampoco nos podemos olvidar del propio partido de Puigdemont, ¿existe una verdadera o unión o se vislumbran otras tendencias de pensamiento? Podríamos responder a esta pregunta con la dimisión del presidente del PDeCAT, Artur Mas, poco antes de la apertura del Parlamento catalán. Los tiempos en política no suelen ser una coincidencia, ¿o tal vez en esta ocasión sí?

Sea como fuere, Puigdemont ha conseguido que gran parte de la actualidad y la causa independentista gire en torno a él. Ahora se añade el hecho de que si él no puede ir a la investidura ningún otro candidato lo hará. ¿A alguien le suena aquel dicho del perro del hortelano? Pues la situación actual se encuentra en este bloqueo con un claro protagonista debido al exilio del gerundense. ¿Durante cuanto tiempo seguirá siendo Puigdemont la pieza clave?