Viernes negro en RTVE

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, ha decidido realizar un asalto contra RTVE.

Es muy curioso que el primer decreto-ley aprobado por el gobierno socialista sea renovar RTVE a la fuerza. ¿Por qué se quieren cambiar con tanta urgencia los consejeros? Recordamos que el decreto obligaba a nombrar a algunos consejeros para RTVE antes de la validación del mismo en el Congreso de los Diputados.

Tampoco se entiende el motivo que ha llevado a decidir por qué es urgentísima la renovación en RTVE cuando otras televisiones públicas, como la andaluza, lleva años de retraso. De acuerdo, el que PP ponía trabas a la renovación del consejo, pero solo eran unos meses comparados con años en la Andalucía socialista. ¿Por qué la vara de medir es distinta en cada caso? ¿Por qué es más grave un retraso de unos meses que de unos años?

¿Cuál es el motivo de tanta prisa con RTVE?

Esta renovación exprés, o asalto contra RTVE, cuenta con la queja de los trabajadores del ente público. Es más, ante el mercadeo de nombres que sonaban para presidir el consejo, se cayeron varios candidatos por el camino. Unas formas elegantes y limpias para marcar la diferencias. De hecho, en una asamblea de RTVE han decidido continuar con los viernes negros en protesta por la situación. Entre el currículum de los nuevos consejeros tenemos a una que ha confesado públicamente robar en un supermercado. ¿A alguien le suena un caso parecido?

Por si todo lo anterior no fuera grave, la oposición se ha negado a participar en este asalto contra RTVE. Por tanto, el PSOE, como pago al precio a la moción de censura contra Rajoy, ha dado la mayoría del consejo a Podemos y a los partidos nacionalistas. ¿Qué sentido tiene un consejo que no tiene en cuenta a la mitad del Congreso? O, más grave todavía, ¿se ha contado con la opinión de los trabajadores del ente público? ¿Qué sentido tiene crear semejante cisco cuando las mesas del Congreso y del Senado han acordado que la renovación sea en tres meses?

Para enredar más la situación, ayer el Congreso no aprobó los candidatos que no salieron en el Senado, según dicta el decreto-ley. Dos diputados se equivocaron en las papeletas du