Rosalía, la nueva chica Almodóvar que rompe las listas

La ya nominada al Grammy, Rosalía, se ha metido al público general en el bolsillo con sus últimos lanzamientos musicales. De hecho, ya se ha confirmado su participación en la próxima película de Almodóvar, Dolor y Gloria. Pero, ¿quién esta paya catalana que lleva el flamenco por bandera? ¿Qué tiene para revolucionar a nivel mundial?

Pepe Habichuela la escuchó un día cantar, destacó que lo hacía como los viejos. Y lo mejor de todo es que, al mismo tiempo, parece también una niña. De voz prodigiosa y virginal. De las llamadas ‘voces laínas’, que tras décadas relegadas viven un nuevo esplendor generacional este siglo XXI. Aguda y dulce, pero con mordiente. Y de tal velocidad vocal que al engarzar las notas en melismas parece dibujarlas en el aire. Luis Troquel

Si los grandes la definen así, poco podemos añadir sobre las cualidades de esta joven promesa de la música. A sí misma se considera músico y nosotros, añadimos el título de artista. Hace tiempo que alguien no renueva el panorama de esta forma: ha tomado la tradición, le ha dado una vuelta y ha conseguido un concepto que se plasma no sólo a nivel musical, si no visual. Algo de gran contraste con el tono íntimo que tiene su primer álbum -un trabajo desnudo: voz y guitarra-, Los Ángeles.

Millones de reproducciones, nominaciones a los Grammy y discos de oro: Rosalía

Rosalía ha llegado a este boom viral con un estilo que ni ella misma sabe definir, es una experimentación entre su base de formación flamenca, samples, sintetizadores, hiphop, trap y pop. Mezcla explosiva que, aunque no haya sido inventada por ella, la ha diferenciado de la tónica general de éxitos en las listas españolas. E incluso Billboard se hace eco de sus progresos musicales.

Su próximo álbum ‘El Mal Querer’ ya consta de dos singles en el mercado: Malamente y Pienso en tu mirá. El primero tiene la friolera de 14 millones de reproducciones en Spotify, el reconocimiento de grandes artistas a nivel tanto nacional, como internacional, y un disco de oro bajo el brazo. El segundo, con pocos días de vida, ya atesora 2 millones de visualizaciones en YouTube y es tendencia del momento.

Un paseo por las emociones con sabor a los 2000 más underground

Cap.1: Augurio, Malamente                           Cap.3: Celos, Pienso en tu mirá 

Rosalía, malamente

 

El segundo trabajo de Rosalía es un viaje a las emociones e instintos básicos que se desarrollan en una turbulenta historia de amor. Una voz suave que te introduce en el mundo Rosalía a través de ritmos flamencos mezclados con lo urbano. Todo ello bajo una portada ‘daliniana’ tintada de una estética que toma conceptos del folclore más profundo para una reinterpretación particular. Quizás podríamos situar estos pintorescos videos en Jamón, jamón o en Yo soy la Juani. 

La esencia Rosalía en una imagen: Rosalía en moto siendo toreada, un Mihura de emociones que arrasa con todo.

Vídeo de Malamente, producido por CANADA.

Sola o acompañada, ¿cuál es el futuro de Rosalía?

Efectivamente, este huracán ha llegado pisando fuerte para quedarse en el panorama durante mucho tiempo. No es un one hit wonder fruto del momento, es un fenómeno del boca a boca que ha llegado discretamente a la cima para reinar.
Tenemos que destacar que no sólo es intérprete, si no que mima cada detalle de producción en sus temas. Es una más de esta oleada de grandes artistas que no sólo quieren ser caras bonitas de la industria: Nathy Peluso, Zahara, Carla Morrison, Rozalén… ¿Qué consecuencia tiene esto?
Ese carácter fuerte te lleva a poder colaborar con figuras como JBalvin en Brillo o en directo con Niña Pastori o Pablo Alborán. Sin embargo, las revoluciones siempre generan grandes polémicas.
Aquí es donde El Descomunal abre su debate, ¿es la reinterpretación iconográfica de Rosalía una manera de apropiación cultural? ¿Puede una paya alzarse en la cima del éxito con el flamenco como base?
Por nuestra parte, esperamos ver a esta joven promesa muchos años sobre los escenarios.