Happy! Una ventura cargada de locura, acción, sexo y drogas en la época navideña

Aquí está la nueva serie de ficción llamada Happy, estrenada tanto en Neflix como SyFy. La serie es una adaptación de la novela gráfica homónima y trata la historia de Nick Sax, un ex-policía que ha pasado a ser sicario. Sax vive sus días entre drogas, alcohol y mentiras. La trama se desarrolla torno a su muerte por un disparo en uno de sus encargos. Nick Sax revive y, por ello, puede ver a un unicornio llamado Happy. ¿Por qué? Más adelante lo descubrirá.

SyFy nos devuelve a las Navidades con la adaptación de Happy!.

Con el verano a las puertas, Neflix, con la colaboración de Syfy, saca una serie navideña al más puro estilo Solo en casa. ¿Puede resultar atractiva esta combinación? La verdad e que la serie no te llama nada cuando ves el trailer. De hecho piensas, ¿de dónde sale esta locura?

Eso sí, finalmente esta serie engancha y te deja con las ganas de más. Pese a sólo tener 8 capítulos, está llena de acción y su trama, bastante buena, te atrapa desde el primer episodio.

Un reparto con bastante personalidad.

Se podría decir que Happy tiene como mejor baza sus personajes: cada uno tiene un carisma y forma de ser que los hacen únicos e increíbles.

Empezando por Nick, su forma de ser recuerda mucho a ese personaje emblemático de las pelis de acción que, aunque esté medio muerto, se sigue levantando para golpear. Imaginaos cuando se junta con el unicornio azul imaginario: solo lo puede ver él y encima es lo contrario a su forma de ser.

El unicornio imaginario, Happy, es otro gran personaje en la serie, le aporta toda la magia. Es un unicornio feliz que todo lo ve positivamente y de color de rosa.Es decir, que a Nick le saca de sus casillas en diversidad de ocasiones.

Esta dupla crea unos diálogos increíbles y un gran equipo.

Los personajes secundarios tienen mucha fuerza en la serie, desde la exmujer de Nick hasta la excompañera policial. Gracias a estos personajes la forma de actuar de Nick cambia bastante.

Los malos son bastantes bizarros y sin sentido, tienen mucho carisma. Desde el malvado Santa Claus, que tiene casi tantas adicciones como nuestro antihéroe; pasando por Mr Blue, el típico mafioso que no le importa nadie y mata a todo el mundo. Pero el mejor malo de la serie es Patrick Fischler como Smoothie, un psicópata que siempre quiere que los planes salgan perfectos.

Una serie que mezcla muchos estilos de cine

Happy ha sido capaz de mezclar varios géneros combinándolos para que sea una serie bastante espectacular para el espectador. Mucha acción, humor negro, diálogos bastantes chocantes, drama, amor y fantasía.

Gracias a esta mezcla de géneros, la historia es bastante sólida. En cuanto empieza la acción, Nick se encarga de que todo intente salir bien. Y, aunque hay partes un poco sin sentido, tienen su sentido a medida que va avanzando la serie.

La serie recuerda a las típicas historia de los compañeros que no se llevan bien, o no se soportan, y que hemos visto en miles películas. Funciona muy bien en Happy! Y claro, Nick tendrá muchas ventajas gracias a tener a Happy a su lado.

A nuestro parecer es una serie muy divertida y con mucha acción, con muchas mezclas de géneros que hace que te enganches desde el primer minuto. Cada episodio es un reflejo del estilo del cine de los años 80 y 90. En conclusión, acción de la buena.

Lo mejor de la serie sin duda es Nick Sax. Personaje bastante loco que no se espera cómo soluciona en los problemas que se mete. La serie es una nueva historia bastante diferente a los cuentos navideños que siempre hemos visto. ¿Lo peor de la serie? Se podría decir que hay partes de la historia que nos desconectan un poco de la trama, pero gracias a las mismas entenderemos muchas cosas a lo largo de la serie.