OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fellina es el sitio ideal para disfrutar de una buena comida italiana

El otro día fuimos a comer al restaurante Fellina. Se trata de un restaurante italiano, situado en el barrio madrileño de Chamberí (concretamente en la Calle Caracas nº 21). Un sitio donde poder disfrutar de una comida típica italiana, de gran calidad y a un precio más que razonable.

A continuación, vamos a descubrir los platos que probamos y que nos encantaron:

Para empezar

Entre los numerosos entrantes que Fellina nos ofrece, nos decantamos por probar el Provolone dulce a la plancha y las Croquetas de patata, mozarella y salami. Todo ello, precedido de un aperitivo de queso y jamón.

Del primero decir que para los amantes del queso es una opción que no se puede dejar pasar. Y es que éste Provolone tiene un sabor riquísimo, pero sin llegar a ser un queso especialmente fuerte.

En cuanto a las Croquetas, el entrante incluye cuatro muy generosas, con un picante debajo para los más atrevidos. Sin duda, aquellos que aprecian las croquetas no pueden pasar sin probarlas.

Todo ello acompañado de una una cesta variada de pan para no perderse ningún detalle.

Como platos principales… 

Como existe tanta variedad de platos en Fellina, entre los que se incluyen lasañas, risottos, pastas, pescados, carnes y pizzas, empezamos por pedir los Fettuccine negros con mejillones y pulpitos.

Quizás uno de los mejores platos, contienen unos mejillones que tienen el picor necesario para dar un sabor potente pero delicioso. Acompañados de una pasta y de unos pequeños pulpos que convierten el plato en una auténtica maravilla.

Y para completar la faena, nos decidimos por una de las pizzas fritas, concretamente la de speck y gorgonzola. Con la apertura del plato en en la propia mesa, se trata de una forma muy buena de probar una pizza distinta, sin perder la esencia de una pizza italiana.

En cuanto a los postres…

En vez de decantarnos por un típico postre italiano como el Tiramisú, quisimos ver algo distinto, con lo que elegimos los Canutillos rellenos de ricotta. El emplatado del plato es alucinante.

En la misma mesa, sobre una hoja nos pusieron el nombre de Fellina con sirope, rellenaron los canutillos, y pusieron las virutas de chocolate. ¡Increíble! Y el sabor de los tres canutillos es suave y rico.

Recomendable 100%

Sin duda, Fellina es tu lugar si lo que buscas es tranquilidad en una comida o cena en el centro de Madrid. Ideal para parejas o para charlas distendidas con amigos, en un entorno de armonía, acompañado de una terraza con cristalera, aparte del salón de arirba.

Por un precio cercano a 25€ disfrutarás de platos tan buenos como nosotros. Si te gusta la comida italiana, Fellina no te defraudará.