¿Dadaísmo musical?

Tristan Tzara fue uno de los fundadores del dadaísmo, movimiento anti-arte que, paradójicamente, resultó ser inspiración de artistas. Ideó una técnica llamada cut-up o, para entendernos, de recortes (recortes literarios, sobre el texto, no de Cristóbal Montoro)

¿Y qué es la técnica cut-up?

Imagina a cien monos con cien máquinas de escribir. Cada uno de ellos usa su propia máquina y prueba a pulsar teclas al azar, obviamente sin intencionalidad de escribir. Así, sería muy improbable que fuera escrita una oración completa con sentido. Pero, si pasado un tiempo juntamos fragmentos de cada mono, pueden crearse algunas frases originales y con sentido.

Algo así hicieron algunos de los músicos más importantes del siglo XX: David Bowie, Bob Dylan, John Lennon y Paul McCartney, Kurt Cobain, Thom Yorke…

La técnica cut-up: orígenes

Posteriormente a Tristan Tzara, Brion Gysin redescubrió la técnica cut-up casualmente, recortando un periódico para decorar una alfombra. El artista la desarrolló en más profundidad y la compartió con su amigo escritor William S. Burroughs.

Este novelista y crítico estadounidense aplicó la técnica en su escritura, lo que fue llamado collage narrativo. Burroughs compartió la técnica con amigos músicos y su estilo tuvo tal repercusión que influyó a toda una generación de músicos coetáneos.

Cut-up en grabación

William S. Burroughs realizó un experimento en una transmisión de la BBC con el equipo allí disponible. Utilizó el cut-up con su propia voz, transformando el significado de la frase original con permutaciones consistentes en cambiar las palabras de sitio.

Asimismo, Brion Gysin colaboró asiduamente con el saxofonista de jazz Steve Lacy. En el siguiente disco podemos escuchar algunas de sus permutaciones:

Cabe destacar que, si bien Gysin y Burroughs desarrollaron la técnica cut-up, esta ya se usaba antes en la música concreta desde los años 30.

La música concreta, surgida del estudio de la radiodifusión por Pierre Schaeffer, también se basa en la manipulación del sonido. Se conseguía mediante la manipulación concreta de las cintas de grabación: recortando, pegando, superponiendo…

Cut-up de letras: Bowie y Cobain

Como decíamos, la técnica cut-up fue usada por toda una generación de artistas. Un ejemplo literario conocido es la obra Rayuela de Julio Cortázar, escrita frecuentemente mediante recortes.

En el campo musical, también los cantantes escribían sus letras mediante “cut-up”. David Bowie lo ha manifestado abiertamente en varias entrevistas:

Bowie confiesa que un “amigo” de San Francisco diseño para él un programa informático que automatizaba la técnica cut-up. Mostraba todas las posibles combinaciones de las palabras introducidas, evitando el trabajo manual a Bowie.

Pero David Bowie no fue el único.

Thom Yorke, cantante de Radiohead usó la misma técnica en el disco Kid A (2000). Escribió frases por separado, las puso en un sombrero y las iba sacando al azar mientras ensayaban las canciones.

Kurt Cobain tuvo la oportunidad de trabajar con el escritor Burroughs personalmente. Cobain añadía, con guitarra eléctrica distorsionada típica del grungemutaciones de melodías conocidas como Noche de Paz a la narración de Burroughs. Juntos dieron a luz a la obra The Priest They Called Him:

Paul McCartney adoptó el seudónimo The Fireman y escribió mediante cut-up las letras del disco Electric Arguments (2008). De hecho, la carátula de uno de los discos más famosos de The Beatles Sgt. Peppers Lonely Heart Club, incluye entre las personalidades famosas que muestra al escritor Burroughs.

Cut-up en la actualidad

El cut-up nació como una técnica literaria en el seno del dadaísmo y llegó a la música moderna y sus letras. También en la música concreta se recortaba el sonido, se cambiaba de sitio, se moldeaba, etc.

Hoy en día, el arte no se puede entender sin “recortes”, que podemos encontrarlos en…

  • Los estudios de grabación, que retocan la voz de los cantantes en vistas a conseguir una “interpretación” perfecta para el álbum.
  • La musica electrónica y hip-hop, que recortan y cambian el sonido con mesas DJ.
  • La edición fotográfica, que permite superponer y recortar fotos.
  • El cine y la edición cinematográfica, que recorta clips de vídeo y los combina para crear y contar historias al espectador.