El conjunto alemán podría bajar de categoría por primera vez desde la instauración de la Bundesliga en el año 63

Uno de los equipos más emblemáticos de la historia del fútbol está viviendo un auténtico calvario. El Hamburgo, campeón de Europa en el año 83, lleva varios años jugándose la permanencia en la Bundesliga. Y esta campaña parece improbable que pueda mantenerse en la categoría.

Cabe recordar que el Hamburgo es el único equipo que ha participado en todas las ediciones de la máxima competición nacional desde que se instaurara allá por el año 1963. De hecho, un reloj instalado en las gradas de su feudo, el Volksparkstadion, marca exactamente el tiempo que lleva el club en primera división.

El conjunto alemán es penúltimo en la tabla con 18 puntos, solo por delante del Colonia (17 puntos pero con un partido menos), tras 26 jornadas disputadas. Para pelear por la salvación, ‘los pantalones rojos’ deberán recortar la distancia de siete puntos que marcan la permanencia. Por tanto, Mainz y Wolfsburgo (ambos con 25 puntos) son los rivales a seguir.

Sin embargo, ninguna señal invita al optimismo en las oficinas del Hamburgo. Hace apenas unos días, el club germano hacía oficial la contratación de su tercer entrenador de la temporada: Christian Titz. El hasta ahora técnico del filial sustituye a Bern Hollerabch, que tomó a su vez el cargo el pasado 22 de enero en detrimento de Markus Gisdol.

“No podéis escapar” y once cruces clavadas en la intimidante pancarta de los ultras del Hamburgo a los jugadores.

¿Podrá escapar el Hamburgo?

La contundente derrota ante su rival histórico, el Bayern Múnich, el pasado fin de semana, refleja la aciaga situación que atraviesa el Hamburgo. Los bávaros endosaron un 6-0, aunque la diferencia pudo haber sido más abultada…

Poca gente se acuerda ya de aquel maravilloso Hamburgo de los 80 que rivalizaba con toda Europa. Aquel que en la temporada 82-83 se erigió como el mejor conjunto del momento al ganar Bundesliga y Champions League, un doblete histórico para el club.

Sin embargo, el último título que alzó un capitán de ‘los pantalones rojos’ fue hace ya 31 años con la Copa Alemana, en 1987.