francia campeona del mundo

La Selección de Francia se impuso por 4-2 a Croacia en la final del Mundial de Rusia y es de nuevo campeona del mundo

Se acabó lo que se daba. Termina uno de los Mundiales más igualados y más emocionantes de los últimos tiempos. Francia se impuso a Croacia en la final de Moscú por un contundente 4-2 y se adjudica así su segunda estrella.

Muchos criticarán el juego de la nueva campeona del mundo. Pero lo cierto es que la versión mostrada por el combinado de Didier Deschamps ha resultado ser el más efectivo. Si por algo ha destacado este Mundial de Rusia ha sido por el juego a balón parado. Y ahí Francia ha sido el número uno.

griezmann campeón del mundo
Antoine Griezmann se muestra eufórico con la Copa del Mundo.

Nadie pudo con Francia

En la propia final, los franceses se adelantaron hasta dos veces a balón parado (El primer gol de Mandzukic en propia puerta y otro de penalti anotado por Antoine Griezmann). Croacia era superior en la posesión de balón, pero daba la sensación desde el principio de que Francia se iba a llevar el partido de calle.

Las dianas posteriores de Pogba y Mbappé no hicieron más que justificar el poder ofensivo de la dos veces campeona del mundo, que dejó en evidencia el cansancio acumulado de los croatas. Y es que el combinado liderado por Modric y Rakitic se plantaba en la final de Moscú tras haber disputado tres prórrogas consecutivas. Una situación que quedó reflejada en el resultado de la final (4-2).

De esta forma solo ocho países siguen siendo los poseedores de al mínimo una estrella de campeones: España e Inglaterra con uno en su haber; Uruguay, Francia y Argentina con dos; Alemania e Italia con 4; y Brasil con 5.

Las distinciones individuales

Puede que España no haya ganado el Mundial, pero la FIFA tuvo un bonito detalle con ‘la Roja’. Los de Fernando Hierro fueron galardonados al Premio ‘Fair Play’. Un premio agradece la RFEF pero que evidentemente sabe a poco.

modric con el balón de oro del mundial
Luka Modric recibe el Balón de Oro del Mundial.

Además, Luka Modric fue premiado con el Balón de Oro del Mundial. Curiosamente en los últimos 20 años, los que se hicieron con esta distinción individual, nunca acabaron ganando el Mundial en la misma edición.  Messi (2014), Forlán en Sudáfrica, Zidane en Alemania, Kahn en Japón y Corea, y Ronaldo en Francia.

Por otro lado, Harry Kane quedó como máximo goleador de la competición con seis goles, por delante de Griezmann, Lukaku y Mbappé, cada uno con cuatro tantos. Thibaut Courtois, el cancerbero de Bélgica, se llevó el galardón al mejor portero del Mundial.