Del 14 al 16 de septiembre, España buscará ante Francia un puesto en la final de 107ª Edición de la Copa Davis

La Selección Española de Tenis siempre ha estado ligada a la historia de la Copa Davis. Con cinco títulos bajo el brazo, el combinado hispano es el tercero en cuanto a palmarés se refiere. Solo Suecia y EEUU, cada uno con seis,  superan al actual equipo dirigido por Sergi Bruguera.

Sin embargo, mucho ha tenido que sufrir España para volver a unas semifinales de la Copa Davis —la última vez data del año 2012—. En aquella ocasión, ‘La Armada’ llegó, incluso, a la final ante la República Checa, pero fue este último quien alzó a la postre la Davis.

Con la llegada de Bruguera como capitán, este mismo año, la mentalidad ha cambiado. Se nota en el rostro de los jugadores que ahora son un auténtico equipo. A ello hay que sumarle la el gran nivel de juego que están mostrando jugadores como Bautista o Carreño, que junto a clásicos como Rafa Nadal, Ferrer o Feliciano López forman este año un equipo de ensueño.

Victoria con el corazón y ahora Francia

copa-davis-españa
‘La Armada’ celebra el pase a las semifinales de la Copa Davis.

Muy sufrida fue la eliminatoria de cuartos ante Alemania. Finalmente fue David Ferrer el que dio el último punto para ‘La Armada’ (3-2). Estoica fue la victoria del de Jávea ante Kohlschreiber en cinco sets (7-6, 3-6, 7-6, 4-6 y 7-5). Con una duración de 4 horas y 51 minutos, la gesta de Ferrer es ya el partido más largo de la historia de España en una Copa Davis.

El próximo mes de septiembre, (del 14 al 16) tocará verse las caras con nuestro país vecino, Francia, en las semifinales. Y lo hará justo una semana después de que finalice del Open de Estados Unidos.

Tras apear a Italia en cuartos, los franceses tendrán el factor cancha a su favor esta vez. Su principal estandarte será Lucas Pouille, número 11 del ranking ATP. Ante los italianos demostró un muy buen nivel de juego. No en vano, se alzó victorioso en sus dos partidos de individuales.