El eslovaco Peter Sagan consigue el triunfo en la Paris-Roubaix

Parecía que era imposible arrebatarle alguna carrera del pavés al equipo Quick-Step, pero nos olvidemos de que hay un ciclista para el que todo reto es poco: Peter Sagan. El eslovaco, campeón del mundo durante tres años consecutivos, decidió atacar a más de 50 km de meta y la jugada le salió bien.

El Quick-Step se tuvo que conformar con el tercer puesto del holandés Niki Terpstra, que venía de ganar, además de Le Samyn y E3 Harelbeke, el otro gran monumento de adoquines: el Tour de Flandes.

Esta vez su equipo no estuvo acertado con la estrategia y no pudo más que conformarse con la tercera plaza. De todos modos, el trabajo del equipo belga ha sido increíble a lo largo de estas semanas. Además, cabe destacar sus resultados en otro tipo de pruebas como en la Vuelta al País Vasco, donde tres victorias parciales de etapa lo avalan (dos de Alaphilippe y una de Enric Mas).

Escapada inicial con sabor español

Marc Soler hacía su debut en una carrera de este tipo y no pensó en mejor forma de aprender a manejarse en estos terrenos que meterse en la escapada del día, pasando en cabeza por el famoso bosque de Arenberg.

Al igual que en el Tour de Flandes hizo el también joven español Iván García Cortina, con menos fortuna en esta carrera al sufrir una caída; Soler formaba parte también de la escapada.

Junto a él, corredores como el suizo Dillier y el belga Wallays. Por un lado, el primero fue el único corredor que consiguió aguantar a Sagan hasta el velódromo de Marsella para hacerse con el segundo puesto. Por otro lado, el belga fue el último corredor de la escapada en descolgarse, al margen del suizo.

El español aguantó 180 km en fuga, cuando fue alcanzado por el checo Stybar y así  posteriormente abandonó tras el esfuerzo realizado. ¡Increíble lo del joven catalán!

 

Movimientos del Quick-Step

Primero Gilbert y después el mencionado Stybar, así como el ganador del pasado año Van Avermaet, hicieron sus primeros intentos de agitar la carrera con el objetivo de descartar a Sagan aprovechando así la superioridad numérica. Sin embargo, era el día de ‘Peto’. Sagan no se iba a poner nervioso frente a estos ataques puesto que iba respaldado por sus compañeros del equipo Team Bora-Hansgrobe.

Sagan pasa al ataque

Si en el Tour de Flandes fue Terpstra quien dio una demostración de fuerza, yéndose en solitario y llegando triunfal a meta, esta vez era el turno del eslovaco.

Peter Sagan no quería quedarse con la sensación amarga de la anterior carrera, donde reaccionó tarde al movimiento del holandés y pasó a la acción a 55 km de meta. Así, alcanzó a Wallays y Dillier, dejando al primero kilómetros después, para llegar junto al campeón suizo a meta.

Persecución ineficaz y desenlace

Pese a los esfuerzos de Terpstra ,Vanmarcke, Van Avermaet y Stuyven, que fueron los

cuatro que llegaron con más adelanto con respecto al resto de perseguidores, no fue posible alcanzar a Sagan, que junto a Dillier caminaron juntos hacia el Velódromo de Marsella.

Sagan se imponía claramente en el sprint al increíble Dillier, mientras que Terpstra atacaba kilómetros antes de finalizar el tercer monumento del año para conseguir una amarga tercera plaza.

Nota negativa

El joven ciclista belga de 23 años Michael Goolaerts, del equipo Veranda´s Willem,fallecía tras sufrir un paro cardíaco durante la disputa de esta dura prueba. Fue por la noche cuando se confirmó el trágico suceso.

Desde aquí mandamos un fuerte abrazo y apoyo a toda su familia, amigos y a sus compañeros de equipo. Descanse en paz.

Próximo destino

Acabadas las carreras de pavés, llega el turno de las Clásicas de las Ardenas, donde el protagonismo recaerá en Valverde, Alaphilippe, Dani Martin y compañía.

¡Hasta la próxima!