El ciclismo colombiano está de celebración

Tras la disputa de la Colombia Oro y Paz ha quedado claro que los colombianos han venido para quedarse. Si durante los últimos años parecía obvio el ascenso del ciclismo colombiano, poder celebrar una carrera en el país cafetero, con la participación que ha tenido, ha permitido ver a la afición de dicho país entregada con sus corredores.

Todas las etapas, a excepción de la cuarta—conquistada por el francés Julian Alaphilippe— han llevado el sello colombiano. Y es que el triplete de Fernando Gaviria en las tres primeras etapas no fue más que el inicio soñado por los colombianos, que verían triunfar a Rigoberto Urán en la quinta jornada y al menor de los Quintana, Dayer, en la sexta y última jornada.

La consolidación del joven Bernal

Pero a todo esto hay que sumar el triunfo en la clasificación general del jovencísmo Egan Bernal, promesa colombiana en la que están puestas muchas miradas, y que debuta este año con el Team Sky.

Aunque no fue capaz de alcanzar ningún triunfo parcial, su ahínco y garra le han llevado a lo más alto del podio, tras quedar segundo en la última etapa solamente superado por Dayer Quintana; el cual no paró para ayudar a su hermano Nairo para conservar el liderato de la prueba debido a unos problemas de comunicación.

Sin duda, Bernal apunta maneras de un corredor que puede marcar una época, tras conseguir el sexto puesto en el Tour Down Under y proclamándose campeón de contrarreloj de su país recientemente, contra todo pronóstico.

Parece que este año será de aprendizaje, acudiendo posiblemente a la Vuelta a España como escudero de David de la Cruz, pero atendiendo a su calidad, es posible que nos ofrezca más de una sorpresa.

Gran inicio de Quintana y Urán

Secundando al joven Bernal en el podio nos encontramos a otros dos colombianos: Nairo Quintana, segundo, y a Rigoberto Urán, tercero.

El primero llegaba líder a la última etapa, tras rondar las primeras posiciones en las etapas previas de montaña, pero no consiguió retener el liderato. Es su carta de presentación de cara al Tour de Francia y considerando que se trata de su primera competición del año, es excelente.

El segundo consiguió adjudicarse la quinta etapa con final en Salento y ha demostrado también que acudirá al Tour de Francia a por todas. Ya no será una sorpresa que nos encontremos a ‘Rigo’ luchando por el maillot amarillo en la ronda francesa.

Gaviria a lo suyo

Dejando la clasificación general, no queda duda de que Fernando Gaviria ha sido el gran dominador de los sprints, puesto que no ha encontrado rival en ninguna de las llegadas masivas.

Además, acompañado por la maquinaria de su equipo (el Quick-Step Floors) —del que ha formado parte en esta carrera su joven compatriota Álvaro Hodeg—, Gaviria ha dejado claro que está en disposición de luchar las llegadas rápidas a cualquier otro sprinter. Y no, no ha perdonado en su tierra, donde no ha encontrado rival.

Tras su consagración en el Giro de Italia pasado, promete dar guerra este año en las clásicas y en el Tour de Francia, donde espera estrenar su casillero de victorias.

Los colombianos están de celebración

La llegada del World Tour a Colombia ha deparado una gran repercusión en los aficionados de la nación americana, que se han volcado en las calles para animar a los corredores. Así que sin duda, en los próximos años acudirán en mayor número ciclistas de primer nivel internacional. Sobre todo, tras ver que la carrera colombiana ha sido un éxito y que los colombianos han dejado claro que ya no destacan sólo en la montaña, sino que son fuertes en todos los terrenos.

Bernal, Gaviria, Hodeg…no son más que algunos de los ciclistas que prometen aupar a Colombia en lo más alto del ciclismo en los próximos años. El tiempo lo dirá, pero el futuro parece sonreír a Colombia.